Noticias

¿Qué es y cómo funciona el Internet de las cosas?

Es un término del que escuchamos hablar constantemente. Internet de las cosas, Internet of Things o IoT por sus siglas en ingles, es un concepto un poco abstracto pero que ha estado ganando bastante popularidad en los últimos meses. La idea que intenta representar queda bastante bien ilustrada por su nombre, cosas cotidianas que se conectan al Internet, pero en realidad se trata de mucho más que eso.

Para entender de qué va el Internet de las cosas debemos también comprender que sus fundamentos no son en lo absoluto nuevos. Desde hace unos 30 años que se viene trabajando con la idea de hacer un poco más interactivos todos los objetos de uso cotidiano. Ideas como el hogar inteligente, también conocido como la casa del mañana, han evolucionado antes de que nos demos cuenta en el hogar conectado para entrar al Internet de las cosas.

en los hogares. Descubre exactamente de qué se trata.

¿Qué es y cómo funciona el Internet de las cosas?

Es un término del que escuchamos hablar constantemente. Internet de las cosas, Internet of Things o IoT por sus siglas en ingles, es un concepto un poco abstracto pero que ha estado ganando bastante popularidad en los últimos meses. La idea que intenta representar queda bastante bien ilustrada por su nombre, cosas cotidianas que se conectan al Internet, pero en realidad se trata de mucho más que eso.


Para entender de qué va el Internet de las cosas debemos también comprender que sus fundamentos no son en lo absoluto nuevos. Desde hace unos 30 años que se viene trabajando con la idea de hacer un poco más interactivos todos los objetos de uso cotidiano. Ideas como el hogar inteligente, también conocido como la casa del mañana, han evolucionado antes de que nos demos cuenta en el hogar conectado para entrar al Internet de las cosas.


El Internet de las cosas potencia objetos que antiguamente se conectaban mediante circuito cerrado, como comunicadores, cámaras, sensores, y demás, y les permite comunicarse globalmente mediante el uso de la red de redes.


Si tuviéramos que dar una definición del Internet de las cosas probablemente lo mejor sería decir que se trata de una red que interconecta objetos físicos valiéndose del Internet. Los mentados objetos se valen de sistemas embebidos, o lo que es lo mismo, hardware especializado que le permite no solo la conectividad al Internet, sino que además programa eventos específicos en función de las tareas que le sean dictadas remotamente.


¿Cómo funciona el Internet de las cosas?

¿Qué es y cómo funciona el Internet de las cosas?

Como ya hemos dicho, el truco en todo esto está en los sistemas embebidos. Se trata de de chips y circuitos que comparados con, por ejemplo, un smartphone, podrían parecernos muy rudimentarios, pero que cuentan con todas las herramientas necesarias para cumplir labores especializadas muy especificas.


No hay un tipo específico de objetos conectados al Internet de las cosas. En lugar de eso se les puede clasificar como objetos que funcionan como sensores y objetos que realizan acciones activas. Claro, los hay que cumplen ambas funciones de manera simultánea.


En cualquier caso el principio es el mismo y la clave es la operación remota. Cada uno de los objetos conectados al Internet tiene una IP especifica y mediante esa IP puede ser accedido pare recibir instrucciones. Así mismo, puede contactar con un servidor externo y enviar los datos que recoja.


¿Cuándo estará entre nosotros?

¿Qué es y cómo funciona el Internet de las cosas?

Una de las preguntas más comunes con el Internet de las cosas es cuándo estará finalmente dentro de nuestras vidas. La respuesta es que ya lo está desde hace algunos meses.


A diferencia de algunas tecnologías mucho más populares entre las masas, el Internet de las cosas no ha encontrado su foco de explosión en el mercado del consumo. Quizás la tecnología está aún demasiado verde, o quizás los grandes del sector no han visto la oportunidad correcta para abalanzarse encima. Aún así hemos visto como Apple y Google han dado algunos pasos discretos con tecnologías como Home Kit y Android @Home.


Como sea, es el sector privado donde el Internet de las Cosas se está haciendo cada vez más popular.


  • La industria de producción en masa: la maquinaria que se encarga de controlar los procesos de fabricación, robots ensambladores, sensores de temperatura, control de producción, todo está conectado al Internet en cada vez más empresas lo que permite centralizar el control de la infraestructura.
  • Control de infraestructura urbana: control de semáforos, puentes, vías de tren, cámaras urbanas. Cada vez más ciudades implementan este tipo de infraestructuras basadas en el Internet de las Cosas que permiten monitorear el correcto funcionamiento de sus estructuras además de adaptar más flexiblemente su funcionamiento ante nuevos eventos.
  • Control ambiental: una de las áreas en las que está teniendo más éxito el Internet de las cosas, pues permite acceder desde prácticamente cualquier parte a información de sensores atmosféricos, meteorológicos, y sísmicos.
  • Sector salud: cada vez más clínicas y hospitales alrededor del mundo confían en sistemas que les permiten al personal de salud monitorear activamente a los pacientes de manera ambulatoria y no invasiva.


También hay aplicaciones del Internet de las Cosas para el transporte, la industria energética, y prácticamente todos los sectores comerciales. Como hemos dicho, el gran pendiente es el mercado de consumo, o lo que es lo mismo, los hogares, un lugar al que probablemente es cuestión de tiempo para que veamos la gran explosión del IoT.



(...)


Android vs iOS, ¿qué sistema operativo ofrece mejor productividad?

Ayer fue presentada por fin la nueva versión del sistema de las manzanas: iOS 11. Con esta nueva versión, Apple incluyó una serie de mejoras que pretenden mejorar la productividad, sobre todo en la gama de iPad.


No obstante, muchos de los usuarios de Android no nos sorprendimos cuando Tim Cook dio paso a las novedades que incluye la nueva versión de iOS. Hoy veremos qué ofrece cada sistema operativo en el campo de la productividad.

La eterna guerra Android vs iOS, ahora también en productividad

Con el paso del tiempo, las empresas han tratado de enfocar sus productos a la productividad. En el caso de Apple, la empresa americana pretende que sustituyamos nuestro ordenador convencional por uno de sus iPad Pro. Por contra, Google tiene una mayor diversificación en lo que a productos se refiere y deja a Android en un segundo lugar en pos de Chrome OS para la productividad. Aun así, el sistema del androide verde sigue siendo un buen candidato si lo que quieres es producir contenido con tu tablet o smartphone.


Para analizar qué sistema ofrece mejor productividad, analizaremos cada punto a tener en cuenta a la hora de tratar nuestros dispositivos como herramientas de trabajo.

Interacción con el sistema

Para la mayoría de usuarios que hemos nacido con un ordenador bajo el brazo, interactuar con el sistema con un teclado y un ratón se nos hace indispensable si lo que queremos es realizar tareas con cierta soltura. Seleccionar texto, pinchar en un enlace o incluso arrastrar contenido son tareas básicas que ayudan a crear un flujo de trabajo óptimo.


teclado iPad Pro


En Android, podemos hacer todas estas tareas de forma nativa, ya sea conectando ambos periféricos mediante USB o por Bluetooth, y es que contaremos con un sistema totalmente manejable con una experiencia similar a la de un ordenador. En el caso de iOS, contamos con soporte para teclados pero no para ratones, lo que nos limita sobremanera la interacción con el sistema. No obstante, la interacción mediante gestos multitáctiles salva las distancias con el ratón, ya que podremos usar nuestros dedos de diferente forma para realizar acciones similares a las de un mouse, como en Mac con el trackpad.


Conectividad mediante periféricos

Hoy en día contamos con dispositivos verdaderamente conectados. Tecnologías como el NFC, el Bluetooth o el WiFi han mejorado la conectividad de nuestros equipos. No obstante, las posibilidades vienen más de la mano del sistema que del hardware en sí.

Asi pues, en Android podemos conectar todo tipo de periféricos, ya sea un pen drive, un disco duro externo, una impresora o una tarjeta SD mediante adaptador. En iOS las posibilidades no son menos, pero una vez más nos vemos limitado por el sistema. La diferencia entre Android vs iOS radica en que si conectamos un dispositivo de almacenamiento extraible, en Android podremos ver su contenido de forma completa sin límite por extensión o tamaño con un explorador de archivos, y en iOS solo veremos el contenido relacionado con fotos y vídeos, a través de la app de Fotos.

Faltará ver qué posibilidades ofrece la nueva aplicación de Archivos en iOS 11, ya que hasta ahora solo podíamos solventar esta carencia con soluciones de terceros.

Aplicaciones de productividad

Qué sería de todo lo anterior si no contásemos con aplicaciones específicas para cada necesidad. En ordenadores, prácticamente casi todas las necesidades en lo que se refiere a productividad están cubiertas pero, ¿y en Android y iOS?


garage band ipad


Aqui no hay debate alguno, definitivamente iOS gana por goleada a un Android que no ofrece siquiera adaptaciones concretas a las versiones de tabletas, pues encontramos un gran número de aplicaciones que no aprovechan las bondades de Android en tablets. Y es que en iOS encontramos, no solo las soluciones específicas de Apple, como Garage Band o iMovie, sino también aplicaciones de terceros que sacan a relucir las bondades de iOS.


Asi podemos encontrar aplicaciones como Affinity, Amplitube, Pixelmator o Novation LaunchPad: aplicaciones específicas para un nicho de mercado muy específico. Sin embargo, también podemos encontrar aplicaciones muy interesantes en el sistema del androide verde, como Adobe Premiere Clip o Photoshop Fix, pero si eres músico o fotógrafo Android quizá no sea tu mejor opción. Para todo lo demás  ̶u̶s̶a̶ ̶M̶a̶s̶t̶e̶r̶C̶a̶r̶d̶ , Android será suficiente.


(...)


Curiosidades de las versiones de ASP.NET MVC

Hola a todos, cuando trabajamos con ASP.NET Web Forms, una característica muy utilizada es crear carpetas para trabajar diferentes temas y lograr una mejor organización del proyecto, en tal caso podemos ver carpetas como Administrador, Rh, Reportes, etc, según las necesidades del proyecto, pero cuando estamos en ASP.NET MVC, dicha organización no es tan simple (claro que difícil no es), ya que debemos tener en cuenta el sistema de routing que maneja MVC.

Para solucionar lo anterior, desde la versión 2 de MVC contamos con algo conocido como Areas, que sencillamente permiten realizar la organización por carpetas de nuestra aplicación, lo interesante es que podemos decir que cada área viene a ser un pequeño proyecto de MVC ya que disponemos de la misma organización altamente conocida (controladores, vistas, modelos, config).


Para crear una nueva área simplemente click derecho sobre el proyecto –> add –> Area… y le damos un nombre, para el ejemplo que voy a mostrar la he llamado Reportes, una vez termina la creación, tenemos en la raíz una carpeta Areas y allí dentro otra carpeta Reportes que tiene el mini proyecto de MVC para el área Reportes:


(...)


Direcciones IPv4 ¿recurso de Internet en agotamiento?

Al igual que los recursos naturales y los combustibles fósiles, los recursos de Internet son finitos por lo que tarde o temprano se van a agotar. Tal es el caso de las direcciones IP en sus dos versiones existentes: IPv4 e IPv6. Siendo el número total de las primeras, cuatro veces menor, en lo que a la cantidad de bits se refiere, con respecto a las segundas, 32 bits contra 128 bits respectivamente.

Cuando IPv4 se diseñó a principios de la década de los 80 su número máximo, pero ideal de direcciones (cuatro mil millones), parecía astronómico. Hoy, cerca del 81 % del total ya han sido asignadas, es decir, sólo queda el 19% del espacio. En cambio, con IPv6 (340 trillones de trillones), no sólo cada habitante del planeta podrá tener su propia dirección, sino que cada célula del cuerpo podría tener una.

Si bien, las estadísticas sobre el agotamiento de las direcciones IPv4 no es algo nuevo y las fechas contempladas son únicamente aproximaciones; ahora han aparecido más noticias sobre el tema del agotamiento y empiezan a destacar algunas de ellas con la posibilidad de crear un clima de inestabilidad y una demanda por las direcciones IPv4, que se hagan notar como las últimas disponibles.



Por ejemplo, ARIN ha pronosticado el 2013 como fecha límite para adjudicar el último bloque; así es como recientemente anunció en un comunicado de su página de Internet (ver referencias), que ya no se garantiza el poder continuar con la adjudicación de direcciones IPv4 contiguas para todas las aplicaciones, por lo que recomienda al consejo directivo a trabajar en la política correspondiente haciendo un llamado a considerar el “migrar” a IPv6, aunque sería más adecuado utilizar la palabra “transitar”, dentro de los planes que cada ISP tenga; además, en EUA se estima que por el momento la adopción de IPv6 sólo es entre un 5 al 7%.

(...)


NIC.NI a cargo de la UNI

El director del dominio NIC.NI comenta que pronto se agotarán los IP Versión cuatro de 32 megabytes y se está migrando a la versión seis y se cuenta en el país con bloques IPV6 para las empresas de comunicación que los requieran.

Juárez, indica que ellos son “autor anónimo clave, sin nosotros no funcionarían las empresas de telecomunicaciones. La UNI resguarda para el país un Pool de Números IP que serán usados para proyectos sociales. La interconexión de los parques con acceso a internet gratis es uno de ellos”, señala.

El dominio fue otorgado a Nicaragua a través de la UNI por el organismo del gobierno de los Estados Unidos IANAA, quien se encarga de delegar a cada país un “Dominio Código País”, aclara el director de la Dirección NIC.NI.

Esta inormación se dio a conocer en la tercera conferencia del dominio que fue dirigida a estudiantes y docentes de la Facultad de Ingeniería Química y la Facultad de Arquitectura con el objetivo dar a conocer esta Dirección y la responsabilidad que tiene la UNI con el país.

Resultado de imagen de nic.ni

Ing. Nelson Juarez, director de Nic.ni


“Lo que se pretende es dar a conocer a la comunidad universitaria el quehacer del NIC.NI y cómo en un futuro puedan ocupar el dominio a través del Data Center más completo de Nicaragua, ubicado en el sótano del Edificio Rigoberto López Pérez de la UNI con todas los requerimientos de hardware y software que se necesitan”.

El dominio NIC.NI “es el dominio de nivel superior geográfico conocido por sus siglas (ccTLD) para Nicaragua” indica Juárez y añade “es administrado por la Universidad Nacional de Ingeniería. El dominio NIC.NI nuestro país lo administra desde 1989 y es el segundo después de Brasil en haber obtenido el ccTLD para América Latina”.

Este Programa es un área de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) que además de administrar los dominios NIC.NI a nivel mundial, ofrece servicios de hosting, página web y otros, que son de mucha utilidad para los jóvenes universitarios, la sociedad y el país, señala el director de NIC. NI, ingeniero Nelson Juárez.

El dominio NIC.NI es lo que identifica a Nicaragua en las diferentes páginas en el internet y que le indica a sus clientes y al mundo que su ubicación es en Nicaragua para efectos del posicionamiento Seo en Google.

¿Usted se ha preguntado que es NIC.NI y su función?


Si usted se ha preguntado el por qué el .com.ni, .gob. ni, esos y otros más, pues a esos se les llaman dominios de tercer nivel y se denominan así (.com.ni: Entidades Comerciales, .gob.ni: Ministerios y Entidades del Gobierno, .edu.ni: Entidades y Organismos Educativos, .org.ni: Entidades y Dependencias no Gubernamentales, .nom.ni:Dominios Personales, .net.ni: Entidades de Redes de Organizaciones, .mil.ni: Entidades Militares, .co.ni: Empresas Comerciales de Cualquier parte del mundo, .biz.ni: Empresas Comerciales que lo soliciten, .web.ni: Empresas Comerciales que lo soliciten, .int.ni: Organizaciones con tratados internacionales, .ac.ni: Entidades del sector académico, .in.ni: Dominios .in, .info.ni: Sitios Informativos.


(...)